miércoles, 15 de enero de 2014

El cómic como reflejo de la vida, entrevista en LaRioja2.com


Juan Royo se define como economista de profesión y crítico de cómic por afición. 
Aunque en realidad, esa pasión va más allá del simple entretenimiento ya que Royo ha conseguido reconocimientos tan importantes como el que otorga el Salón del Cómic de Barcelona en el año 2011. 
La economía y el cómic, dos mundos claramente distanciados que, sin embargo, parecen darse la mano en repetidas ocasiones.

En su labor de docente, Juan Royo ha utilizado siempre el cómic para explicar diferentes aspectos económicos a sus alumnos.
"Quiero dejar claro que, las viñetas son un medio más para contar historias", señala. 
En su segundo libro, 'Un mundo en viñetas' pretende precisamente eso, establecer los paralelismos que ha ido descubriendo entre el cómic y los diferentes aspectos de la vida.

"En 'La residencia de los dioses' de Asterix y Obelix, los romanos intentan ahogar la economía de los galos creando una residencia de lujo junto a su aldea. 
Para que los esclavos trabajen, les dan latigazos, pero pronto se dan cuenta de que causa un mayor efecto darles de beber la poción mágica ya que, con super poderes, rinden mucho más", relata, "esto es un claro ejemplo para el empresariado. 
Es necesario alinear las necesidades con el trabajador ya que, aunque suponga en principio unos mayores costes de producción, esa satisfacción dará a la larga mejores resultados".

Otro ejemplo más actual del cómico como reflejo de la sociedad es 'Españistán' de Aleix Saló, recogido también por Juan Royo en su libro. 
En este caso, se explica la burbuja inmobiliaria a través de viñetas.
"Se trata de un monográfico muy gracioso que explica en realidad un tremendo drama", apunta el economista.

En el libro de Royo, no solo se reflejan aspectos económicos sino también otras problemáticas sociales. 
Refleja por ejemplo la historia de Miguel Fuster, uno de los más grandes dibujantes de cómic que ha dado este país y que, después de llegar a lo más alto, pasó quince años en la calle en la más absoluta indigencia. 
"Ahora Fuster ha logrado salir de la calle, ya no bebe, tiene su propio piso y ha vuelto a dibujar. Su historia tiene un claro paralelismo con la sociedad actual en la que puedes caer muy fácilmente pero en la que también puedes recuperarte", señala.

Juan Royo define su libro como una obra muy personal y ecléctica, en la que mucha gente se puede ver reflejada. 
Bajo el sello de 1001 Ediciones, este libro traslada, a través del cómic, una visión de la realidad en clave de sostenibilidad, en temas tan variados como la economía, el medio ambiente, la historia o la ciudad.
Fuente: Rioja2.com

No hay comentarios: