jueves, 20 de marzo de 2014

Una falla con esencia aragonesa



Llegada la media noche del miércoles, la falla 'Sueca-Literato Azorín', dibujada por el zaragozano David Guirao, ardía en la 'cremá' junto con otros 780 monumentos en la celebración de las Fallas 2014. El ilustrador, que participaba por segunda vez en esta festividad como creador ya que diseñó una falla infantil hace dos años, asegura que se trata de una de las mejores experiencias de su vida: "Realicé un boceto en un papel que luego pasó a medir 17 metros y a pesar 2 toneladas, es impresionante".

El dibujante, que explica que al principio sintió "algo de miedo", asegura que "como ilustrador es todo un premio y motiva muchísimo". Ha sido un proceso de todo un año, prácticamente desde que terminó la 'cremá' de 2013. "Primero me mandaron un dibujo con la idea principal,una sátira social con una metáfora con el chocolate. ¿Y quién descubrió el chocolate?, los mayas y los aztecas. De ahí la temática de la falla y el lema: 'La más dulce'", recuerda Guirao. "Seguramente ahora estarán pensando en la falla del año que viene", añade.

El proceso de creación de la falla fue a distancia entre Zaragoza y Valencia, aunque la comunicación era tan constante que "parecía que estuviéramos en el mismo despacho". Tras el primer esquema, que luego se convirtió en boceto, hubo muchos más, que poco a poco se transformaron en un prototipo en miniatura de la falla en plastilina, que a su vez pasó a una escultura de 90 centímetros, y, finamente, a un monumento de 17 metros de altura. "Al tratarse de una figura tan grande, el juego de equilibrios y composiciones fue fundamental", explica el ilustrador. "Cualquier golpe de viento podría haberlo estropeado todo", asevera.


Seguir leyendo en Heraldo.es

No hay comentarios: