miércoles, 11 de junio de 2014

Risografía



No podía dejar de dedicar un post a este viejo sistema de impresión que últimamente está en boca de todos. Y qué es la risografía os preguntaréis… Pues se trata de un sistema de impresión que, durante años, ha estado en un segundo plano y que ahora está ganando cada vez más fuerza por sus singulares características, con resultados que se acercan de alguna manera a la serigrafía pero con un proceso de producción totalmente mecánico. Y sobre todo porque ofrece la posibilidad de un resultado bonito y práctico a un bajo precio. Y por si esto fuera poco, tengo entendido que las tintas  suelen ser ecológicas, con base de soja y no contaminan como las más usuales. ¿Qué más se puede pedir?

El sistema funciona con una máquina principal parecida a una fotocopiadora normal y corriente. Para hacer los másters se utiliza una especie de rodillo de papel vegetal y el color se aplica mediante unos cilindros con una tinta concreta. Normalmente cada tinta se tiene que tirar por separado, con lo cual el registro (cuadrar cada color) suele quedar un poco movido, en plan serigrafía, pero eso le da ese toque manual que tanto nos gusta.

Como en todo siempre hay una parte negativa. Y es que a pesar de que una máquina puede salir barata de segunda mano, los cilindros de tinta suelen ser muy caros, con lo que cada estudio o imprenta que utilice una Riso no suele tener mucha variedad de tintas. No es que no se puedan lavar los cilindros pero se ve que es muy complicado y por eso se suele tener un cilindro por tinta.

Mi reciente experiencia con este sistema de impresión ha sido siempre positivo. He impreso las portadas del 7" de Son Bou a una tinta azul federal en un papel fino y quedan unas texturas muy chulas.


No hay comentarios: