martes, 5 de agosto de 2014

Autónomos ¿Cerrado por vacaciones?


Hay una cosa que un emprendedor nunca puede hacer: irse de vacaciones. Sobre todo si has recibido financiación de inversores no puedes permitirte el lujo de estar fuera de la oficina más de 3 días. Eso es lo que pensaba y practicaba durante mucho tiempo. Justo en estos momentos estoy viviendo las vacaciones más largas de los últimos 8 años.
emprendedor vacacionesDerechos de foto de Fotolia
Estaré pasando 10 días en Suiza en una casita que han alquilado mis suegros. Lo bueno es que apenas estoy pensando en el trabajo. Vale, no hablemos de los 2 o 3 mails que he ido respondiendo pero tampoco es tan fácil pasar de 0 a 100 así que hay que tener un poco de paciencia… ;)

Hay que ser consciente que todo el mundo necesita vacaciones

En la vida se necesita equilibrio. No puedes trabajar a 100 a largo plazo sin sufrir algunas consecuencias si no sabes descansar a 100. Es algo que me ha costado entender porque cuando te falta la experiencia lo relaciones con debilidad. No quieres admitir que de vez en cuando es bueno no hacer nada porque crees que eres Superman (o por lo menos quieres dar esa imagen). Para ser sincero prefiero el descanso activo. Ayer p.ej. me he levantado a las 6.15 horas para salir a correr 16 kilómetros antes del desayuno. Es el único hueco que tengo durante mis vacaciones para salir a correr. Es lo que hay cuando tienes peques…

Comunicar las vacaciones

Es fundamental que todo el mundo sepa que estás de vacaciones. De esta forma no tienes la presión constante de responder a mails o realizar otro tipo de tareas pendientes. Cuando estaba con Coguan y recibía llamadas durante mi ausencia de inversores el mensaje que recibían era simplemente que no estaba en la oficina. Poco tiempo después me ponía en contacto con ellos. De manera oficial nunca estaba de vacaciones y eso que como mucho me tomaba 5 días en agosto.

Avanzar tareas y trabajo

Es básico pero pocos emprendedores lo hacen porque dan por hecho que no desconectan del todo. Siempre se llevan algunas tareas para sus vacaciones. Eso durante mucho tiempo también era mi filosofía. “Así tengo más tiempo para trabajar”. Lo malo es que para muchos es un vicio del que la mayoría de los que emprenden no se pueden deshacer de un día a otro. Avanzar tareas y trabajo te ayuda mantener un equilibrio interno porque tienes la tranquilidad que las cosas están hechas.




No hay comentarios: