martes, 5 de agosto de 2014

El cine y el 'merchandising', los salvadores del cómic


El lanzamiento de Star Wars en 1977 supuso una revolución en el mundo del cine. Tal fue su importancia, que el coleccionismo se disparó y la empresa de George Lucas vio una oportunidad única para lanzar el primer producto de lo que hoy conocemos por 'merchandising', unas zapatillas con diseños de los personajes.

Desde aquel día han pasado más de 37 años, pero la comercialización de productos ha evolucionado de manera casi sobrenatural.
En milcomics.com afirman que el crecimiento ha sido "de un 1.000%", al igual que la variedad de productos: "Con Star Wars llegaron las figuritas de los actores, ahora hay mucho más; platos, llaveros, réplicas de naves extraterrestres, espadas que imitan a las de las películas, bustos de superhérores e incluso imitaciones de tamaño real de los actores que dan vida a los personajes" asegura Gonzálo González, gerente de milcomics.com.

Estos productos se han convertido en objeto de deseo de coleccionistas y aficionados llegando a alcanzar cifras astronómicas: "Se venden cómics por 600 euros, representaciones de naves, barcos o coches de las películas por 1.800... Nosotros llegamos a vender una figura de un metro y veinte centímetros de Tintín por 5.000 euros" dice González.

Superhéroes al rescate

En lo que coinciden las tiendas de cómics de Zaragoza, es que el merchandising ha supuesto uno de los flotadores a los que agarrarse durante la crisis. El otro, ha sido Hollywood. Daniel Jiménez, responsable de Taj Mahal, la tienda de cómics más veterana de Zaragoza (lleva desde mediados de los 70 funcionando), explica que los productos más vendidos "son los de Marvel y superhéroes en general" los cuales cataloga como "los que han llevado la voz cantante dentro del cómic en nuestro país".


Seguir leyendo en Heraldo.es



No hay comentarios: