viernes, 19 de septiembre de 2014

Entrevista a Ana Cañellas y Paco Goyanes (Librería Cálamo)

Paco Goyanes y Ana Cañellas. Foto de Daniel Mordzinski
Ana y Paco son los libreros y gestores culturales responsables de la mítica Librería Cálamo (Zaragoza, España) así como los coorganizadores de Talento Editorial. A dos semanas del inicio del II Encuentro Talento Editorial, les hemos hecho nuestro breve cuestionario para saber un poco más sobre qué opinan de la situación actual de las librerías y el mundo editorial.
¿Cómo definiríais el fondo de la librería Cálamo y cuáles son vuestros criterios de selección como libreros?
Desde que Cálamo abrió en 1983 hemos intentado hacer dos cosas esenciales: vender “buenos libros” y participar activamente en la vida cultural y social de nuestra comunidad. Vender “buenos libros” conlleva necesariamente tener un criterio, mantenerlo y seleccionar conforme al mismo dentro de la enorme edición en lengua española (e internacional).
El criterio Cálamo se alimenta de leer todo lo que podemos, conocer a diario las críticas de los suplementos culturales de los diarios, de las revistas especializadas y de los blogs y webs de nuestra confianza y recibir las opiniones de nuestros clientes: ellos son nuestro principal “comité” de lectura.
En Cálamo tenemos dos librerías: una infantil y juvenil con libros en español, francés, inglés y otros idiomas; y una de adultos especializada en narrativa, poesía, novela gráfica, libros de viajes y con un fondo muy importante de ciencias sociales (historia, arte, antropología, estudios de género, filosofía, sociología, etc).
¿Cómo valoráis el panorama editorial actual en España?
El mundo editorial español está pasando momentos muy difíciles debido a la crisis económica que asola nuestro país desde 2008, crisis a la que de momento no se le ve un final muy cercano.
Las cifras son desoladoras: desde la fecha indicada al momento presente el descenso del consumo cultural en España es superior al 30%.
A pesar de ello la riqueza, variedad y calidad de la edición española es impresionante. Junto a empresas de gran tamaño con fuerte presencia internacional , hay un gran número de editoriales independientes, muchas de ellas gestionadas con criterio, buen gusto y dinamismo. Para muchas de ellas la venta a los mercados internacionales es , o debería ser, un imperativo en el que les va la vida: el mercado interior es en estos momentos muy débil.


No hay comentarios: