viernes, 24 de octubre de 2014

Maite Carranza: "Con la mejor intención, estamos educando futuros piratas y desertizando el panorama de creadores"


A Maite Carranza (Barcelona,1958) le encanta, le apasiona, dedicarse a la literatura infantil y juvenil. Está muy orgullosa de ello. No hace falta que lo diga, porque se le nota cada vez que habla del tema. Antes incluso de que lo haga: en la sonrisa luminosa, en la mirada chispeante. 

Aun así, lo dice, con todas las letras: "Estoy muy orgullosa de escribir para los chavales y de haber podido contribuir a crear lectores y a transmitirles algunos valores". Considera necesario explicitarlo porque le preocupa que del repaso que hemos dado a la situación de la literatura infantil y juvenil en estos tiempos y en estos pagos salga una letanía de quejas que eclipse la inmensa felicidad que produce a quienes la cultivan y quienes la saborean. Porque razones para lamentarse hay muchas, pero para seguir luchando, muchas más.

Además, ella está de celebración. A los muchos premios que ha recibido su obra (Folch i Torres, Serra d’Or, Joaquim Ruyra, Edebé, Protagonista Joven, Nacional de Literatura Infantil y Juvenil), se suma ahora el Premio Cervantes Chico por su trayectoria. Se lo dieron el pasado 17 de octubre, y ella aprovechó que tenía enfrente a una representación de los escolares de Alcalá de Henares, la ciudad que otorga el galardón, para hablarles del valor de la creatividad y la transgresión. 


"Los chavales que tendré delante han sido elegidos por sus compañeros porque, al margen de que sean buenos estudiantes o no, destacan por virtudes como ser originales, creativos, divertidos o buenas personas, valores que la escuela no siempre reconoce. Por eso me hace especial ilusión este premio", explicaba días antes de recogerlo en el patio de su casa de Sant Feliu de Llobregat. Su nombre se une ahora a los de Gloria Fuertes, Elvira Lindo, Juan Manuel Gisbert, Martín Casariego, y Laura Gallego, Jordi Sierra i Fabra y Francisco de Paula (Blue Jeans), los tres últimos ganadores de un premio honorífico que se instituyó en 1992 en el marco de una campaña de fomento de la lectura.

Seguir leyendo en Elperiodico.com


No hay comentarios: