lunes, 10 de noviembre de 2014

Vicente Cruz y “Hugo y el dragón de la noche”: “Es una historia sencilla, llena de fantasía y misterio que sabes que va a atrapar a los niños hasta el final”


“Hugo y el dragón de la noche” es uno de los primeros títulos de la joven editorial Libre Albedrío. Detrás de esta historia, encontramos las palabras de Gema Sirvent y las ilustraciones de Vicente Cruz. Con él charlamos, hace ya tiempo, sobre su trabajo en este título, y este es el resultado.
¿Cómo nació este proyecto? “Este proyecto nace de la necesidad de crear algo, de tener inquietudes y no dejar que vayan desapareciendo. No nació con la idea de ser un álbum ilustrado que un día fuera a estar en las librerías, todo eso vino después cuando al final uno se plantea que quizá no sea tan mala idea intentar cumplir tus sueños”.
¿Qué te pareció el texto de Gema la primera vez que lo leíste? “Me encantó, aunque no soy muy imparcial en este caso pero sí me gustó desde el principio. Es una historia sencilla, llena de fantasía y misterio que sabes que va a atrapar a los niños hasta el final”.
¿Qué nos cuenta esta historia? “Nos presenta a Hugo, un niño que es muy curioso y con un imaginario infinito que un buen día hará un nuevo y gran amigo que le enseñará de dónde vienen los sueños que tenemos cada noche”.
¿Qué tienen de característico tus ilustraciones para este libro? Es decir, ¿qué hay de nuevo o diferente respecto a otros trabajos? “En este caso lo que me gustó fue la libertad inicial, ya que iba a ser un proyecto personal que no iba a salir de nuestras estanterías. Tiene un lado muy positivo porque no tienes límites ni condicionantes a la hora de crear, pero también tiene otro lado negativo y es que se extendió en el tiempo como se extienden las cosas que no tienen fechas de entrega, y esto no es bueno en el mundo de las ilustraciones”.
¿Con qué técnica están hechas las ilustraciones? “Las ilustraciones están hechas digitalmente todas. El dibujo a lápiz, escaneado y coloreado digitalmente, aunque imita bastante las texturas más tradicionales. Llevo tanto tiempo delante del ordenador que ahora mismo no tengo ninguna destreza con el pincel, al que pienso volver poco a poco”.
¿Qué te parece la apuesta que hace esta nueva editorial? “Me parece una apuesta muy seria. Te diría que arriesgada, pero dado el día a día que vivimos, cualquier proyecto empresarial que quiera abrirse camino es arriesgado, así que aún le da más valor. De todas formas Libre Albedrío nace con la cabeza muy bien amueblada y con las ideas muy claras sobre el producto que quiere hacer llegar a los niños y no tan niños. El universo del álbum ilustrado es muy amplio y queda mucho por descubrir y por ofrecer”.


No hay comentarios: