domingo, 8 de febrero de 2015

CULTURICIDIO EN ZARAGOZA: Queman el archivo histórico de AVERLY


Desde la Biblioteca de Alejandría, a la Biblioteca Nacional de Bagdad o Sarajevo, la quema de los templos de la cultura ha sido siempre la forma más despreciable y bellaca de reducir al oponente y aniquilar su ser y su civilización.
Sin embargo, la civilización, desde que se proclama la igualdad entre los seres humanos, es una sola, con su riqueza cultural entre sus distintos pueblos y naciones. De esta conciencia colectiva, se desprende necesariamente el hecho de que el progreso y la felicidad de los pueblos se basa en su propia autoconciencia y conocimiento.  La puesta en común de saberes ha sido la fuente de inspiración de la ciencia y la tecnología, y es consustancial al espíritu del investigador insaciable, una mirada universal sobre la naturaleza y la historia de la humanidad.
Por eso, cuando nos llegan noticias de que un espíritu corrupto, una mente pobre y mezquina, una voluntad usurera y mísera, con la sórdida ignorancia de persona desnaturalizada de los afectos comunes, ha atacado la identidad de un pueblo y la memoria de sus ancestros, como ha sucedido recientemente en Zaragoza, con la quema del Archivo de la decana Fundición AVERLY, nos indignamos y elevamos nuestra más enérgica protesta y repulsa contra la estrechez de los ejecutores.
La quema intencionada del archivo de la Fundición AVERLY de Zaragoza es un atentado contra nuestra historia y nuestra memoria, y se produce en un momento en el que la ciudadanía abogaba por la conservación íntegra de un conjunto de valiosos y abundantes tesoros de una fundición centenaria, frente a intereses absolutamente usureros y cortoplacistas de un grupo especulador que en su ciega avaricia no duda en atacar los cimientos de nuestra sociedad y nuestro patrimonio para conseguir un beneficio espurio.
Denunciamos que estos lamentables hechos tengan lugar en una sociedad que se pretende moderna y avanzada, y conocedora de los males de la guerra que tanto daño infligieron a nuestra cultura y patrimonio hace no tanto tiempo. Denunciamos que en una sociedad que se pretende democrática y soberana, no haya forma de evitar las amenazas de los brutos, cuya pobreza de espíritu merma los valores comunes que nos definen y caracterizan como pueblo. Denunciamos que las Administraciones Públicas, responsables de custodiar nuestros bienes culturales y garantes de los principios sociales básicos, sean cómplices -por acción o por omisión- de que impere la barbarie.
Son hechos irremediables, son hechos repugnantes y misérrimos. Son hechos que nos deben hacer reflexionar sobre la fragilidad de nuestra identidad, sobre cómo evitar nuevas agresiones y sobre todo nos deben hacer reflexionar sobre cómo será nuestro futuro y el de nuestros descendientes si no defendemos la cultura por encima de todo.
Madrid Ciudadanía y Patrimonio quiere brindar todo su apoyo a la Plataforma Salvemos AVERLY y a laasociación APUDEPA en su pugna por salvar un patrimonio que no sólo es de Zaragoza, sino de toda la humanidad.
Álvaro Bonet (@ABonet_mcyp)
Vicepresidente de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio


MADRID, 4 de Febrero de 2015.

Fuente: Madridciudadaniaypatrimonio.org


No hay comentarios: