miércoles, 6 de abril de 2016

Palo Palu, los juguetes artesanales ilustrados made in Bilbao


Madera y creatividad. Son las dos materias primas con las que las chicas de Palopalú dan forma a los juguetes más molones que he visto en mucho tiempo. Piezas de madera modeladas e ilustradas que son un verdadero estímulo para los peques. Y, ¿dónde se hacen realidad estos juguetes? En un taller de Bilbao la Vieja que nos abre hoy sus puertas de par en par. ¿Entramos a conocerlas?

Cruzamos la puerta del número 9 de la calle Cortes. No sé si habrás estado alguna vez por allí, pero detrás de los muros de ese antiguo edificio industrial trabajan codo con codo un enorme número de artistas, creativos, artesanos... Entre ellos, Elena y Rosalía, creadoras de Palopalú.


Elena es ilustradora y Rosalía, restauradora. A la primera le apasiona el mundo infantil y a la segunda, la decoración. Así que entre las dos forman el engranaje perfecto para que Palopalú sea un éxito. Con sus manos crean juguetes de madera ilustrados y objetos de decoración naturales y ecológicos.

De hecho, la primera vez que oí hablar de Palopalú fue después de que me llamara poderosamente la atención una de sus lámparas en el restaurante Gustu. Después descubrí los juguetes y aluciné. Hacen puzzles, rompecabezas, bloques apilables, memories, tangrams...

Sacan la ilustración de su soporte habitual -el papel- y la trasladan a los juguetes de siempre, esos con los que hemos jugado todos y que siguen siendo los preferidos de todos los niños. Elena y Rosalía saben que cada vez somos más los que buscamos juguetes naturales y que valoramos especialmente que no estén fabricados en serie, sino de forma artesanal.

En Palopalú la madera es la absoluta protagonista. Sólo utilizan este material porque quieren ofrecer piezas lo más naturales posible y reforzar así la estimulación sensorial de los niños. Al contrario que el plástico, la madera no es uniforme. Tiene zonas lisas y suaves, otras más ásperas y rugosas, así que el tacto se convierte en una fuente más de aprendizaje.

Por supuesto, utilizan pinturas acrílicas al agua sin ningún tipo de disolvente para que las piezas sean absolutamente seguras en manos de un niño. Solo utilizan barniz en su línea de decoración.


Seguir leyendo en Bilbao Mola


No hay comentarios: