jueves, 17 de enero de 2019

Luis Royo, ilustrador nacido en Olalla: “Mi necesidad es seguir con mis pinceles y sentirme cada día más libre”


Es Luis Royo, artista natural de Teruel. Ha realizado exposiciones en ferias y galerías de Francia, España, Bélgica, Alemania, Rusia y Estados Unidos. También ha recibido premios como el Millennium del Fumetto Cartoo Mics en Italia, el Silver Award Spectrum y The Inkpot Award Comic Art en Estados Unidos, o el Premio de Fantasía El Peregrino en Strannik, en Rusia, detalla Carlos Gurpegui en esta entrevista.
-Usted nació en Olalla. De Teruel al mundo. 
-Sí, en Olalla, un pueblecito de Teruel. Aunque con nueve meses mis padres ya fueron a Zaragoza, que es donde pasé mi infancia y adolescencia. Aún así, abuelos y familia quedaron allí y yo iba los veranos con ellos. Guardo muchos recuerdos de infancia de ese mundo rural cerca de la naturaleza.
-¿Qué recuerda de sus primeros apuntes y bocetos?
-De niño el dibujo era un refugio para no salir de la ensoñación. En la juventud era ya una necesidad vivir pegado a los dibujos y pinturas, ansiaba orientar mi vida hacia ese mundo. La Editorial Norma hizo de agente de mi obra fuera de nuestras fronteras, y rápidamente los encargos para diferentes editoriales norteamericanas y europeas hicieron que viviera pegado a un tablero de dibujo y un caballete.  
-Autor reconocido y de culto también, se nota que disfruta con cada ilustración como si fuera la primera.
-Para mí es primordial estar sobre un trabajo con la misma ilusión que el primer día, porque eso queda luego reflejado en la obra, se percibe. En todos esos libros, aunque el tema fantasía los agrupe, he ido cambiando la propuesta para trabajar con la misma inseguridad, pasión y nervios que el primer día. De no ser así me sentiría muerto.

No hay comentarios: