lunes, 28 de julio de 2014

Ken Niimura: "Con 'Henshin' he querido llevar a lo más simple el acto creativo"



--Acaba de llegar Henshin, su primera obra larga editada en Japón, al mercado español. ¿Qué ha pretendido contar en ella?
--Henshin, que en japonés quiere decir transformación, son historias cortas del día a día de Japón. Son situaciones y anécdotas que he ido viviendo y digamos que, a partir de ellas, he querido llevar a lo más simple el acto creativo. Es decir, tomar esos elementos y cocinar historias con cosas que tenía alrededor y ver como podía sacarle el mayor partido, sacarle un significado diferente a través de diferentes métodos de cocción.
--¿Ha querido estirar la realidad hasta hacerla casi irreconocible?
--Algunas son historias reales, aunque, en mayor o menor medida, todas tiene ficción. En todas, la clave es pensar qué elemento de ficción introducir para rehacer la realidad.
--¿Por qué utiliza el manga como forma de expresión?
--Por su flexibilidad. Primero, porque es narrativo y, segundo, porque no soy muy bueno solo en imágenes ni solo en texto por lo que es un punto intermedio que me conviene el mezclar las dos cosas. Pero también porque es un medio que te permite trabajar prácticamente en solitario y, en un momento dado, puedes hacer obras de gran producción con muy pocos medios. No tiene muchas cortapisas a la hora de producir y es muy inmediato. Me explico, puedes hacer un dibujo en un blog, y en muy poco tiempo pasas de la idea al público. En el manga no tienes límites.
--Usted vive en Tokio. ¿Qué diferencia hay entre el manga en Japón y en España?
--La diferencia fundamental es que en España se ve solo una porción de lo que se publica en Japón. Hay una visión muy concreta, de manga más de acción y para chavales, hay mucho estereotipo. En Japón, el tamaño de la industria del manga es enorme y eso permite muchos experimentos con muchos tipos de obras que de otra manera no sobrevivirían. Y ese es el tipo de cómic que me gusta, un cómic que permita ser más libre pero todo dentro del contexto del cómic comercial sin estar estrictamente al margen de él. En ese punto intermedio es en el que me siento muy cómodo y en Japón tiene su espacio. Esa es la razón por la que he ido a Japón, porque hay unos márgenes ahí para crear obras personales y comerciales y puedes vivir de ello.

No hay comentarios: