jueves, 25 de septiembre de 2014

‘Las meninas’ abandonan el Museo del Prado



Santiago García y Javier Olivares finalizaron el cómic Las meninas(Astiberri) y a modo de peregrinación se fueron juntos al Museo del Prado. Se colocaron frente al cuadro de Velázquez y compartieron con él los secretos de su libro. Primero fueron las palabras reflejadas en un boceto lo que llevó a ambos autores a trasladarse al siglo XVII y luego el dibujo fue dando sentido a un guion que hace seis años comenzó a escribir Santiago García. La historia que cuentan entre ambos es una fábula que recorre la existencia de Velázquez,  una vida que no resultó ser apasionante pero en la que consiguió los objetivos que se había propuesto: ser un gran pintor y el ascenso social que tenía como meta. “Una vez que leí el primer boceto tenía ganas de sentarme y ponerme a juguetear con los lápices. Nuestro libro narra la historia de un hombre que luchó por lograr lo que quería y cómo un cuadro, que se convierte en icono cultural, trasciende más allá de la propia creación”.
No fue un hombre de batallas callejeras, ni un mujeriego como otros de sus compañeros de pinceles. “Velázquez no fue un individuo con un mundo apasionante, parecía una especie de funcionario más bien gris. Pero cuando le vas conociendo en profundidad te fascina. Era un hombre hábil, inteligente y con una capacidad de trabajo que sorprende”, explica Javier Olivares quien después de tener 16 páginas en boceto se dio cuenta de que la historia tenía un recorrido mayor. Este ilustradory dibujante ha ido cambiando de colores, de estilos según el contenido del libro. Pasa de los ocres y azules a toda la gama de colores dependiendo si en escena aparece PicassoDalíFoucault oBuero Vallejo. ¿Qué tienen que ver este grupo con Velázquez? “Todo. No se puede entender la obra de Picasso sin conocer al autor de Las meninas” y con todos esos elementos juegan los autores del libro para marcar las influencias que en todos ellos tuvo el pintor sevillano.


No hay comentarios: