viernes, 31 de octubre de 2014

Isidro Ferrer: “Los dibujos animados checoslovacos nos educaron visualmente”

La Colección de Asombros de Isidro Ferrer muestra en el Instituto Cervantes de Praga los trabajos de los últimos años de uno de los ilustradores y diseñadores gráficos más importantes de España. El madrileño presentó su exposición a Radio Praga y contó cómo quedó marcado desde niño por la estética de la animación checa, cuando veía los dibujos animados que llegaban desde el otro lado del Telón de Acero.


Coincidiendo con Designblok, la Semana del Diseño y la Moda de Praga, Isidro Ferrer, Premio Nacional de Diseño en España en 2002, inauguró en la capital checa una muestra de sus mejores carteles e ilustraciones hechos durante el último lustro.
Difícil es explicar con palabras el mundo expresivo de colores, texturas, objetos, ideas y provocaciones de este creador. Incluso el propio Ferrer no lo tiene fácil si se le pide que hable sobre sus propias obras.
“No tengo ni idea. Es una pregunta que debería responder un crítico, alguien que pudiese mirar desde fuera, con cierta distancia. Aunque hay un manejo, un discurso, un uso del lenguaje particular que de alguna manera me identifica, aunque no me gusta hablar de estilos. Es el trabajo con las metáforas, con las palabras, en el terreno del cartel. Y en la ilustración hay una querencia por los materiales. O más que por los materiales, por la materia”.
Isidro Ferrer lanza mensajes a adultos con una estética supuestamente infantil, con muñecos, figuritas u objetos con los que forma caras de personas, sonrisas.
“Yo con el material juego, como los niños. Hay una parte lúdica muy importante. Los niños tienen esa capacidad de descubrir rostros humanos en cualquier lugar. Esto, que es una capacidad humana, que tenemos todos, pero que se va perdiendo con la edad, yo lo fomento y lo potencio. Es una cierta ingenuidad, que no es ingenuidad sino que transciende lo ingenuo y que me llevo al espacio de lo expresivo y de lo comunicativo”.
Pero Ferrer también se ha dirigido a menudo directamente a los niños. Es responsable de las ilustraciones de numerosos libros infantiles y, con los cincuenta cumplidos, sigue comprendiendo bien esa forma de ver el mundo que tienen los niños.
Gracias a Macu Vicente por el enlace. :)




No hay comentarios: