martes, 11 de noviembre de 2014

Entrevista a Ángeles González Sinde, autora de la serie infantil Maya Papaya



Por Carmen F. Etreros
Esta semana hemos charlado con la escritora Ángeles González-Sinde, autora de la serie infantil Maya Papaya junto a la ilustradora Laura Klamburg, que acaba de llegar a nuestras librerías de la mano de la editorial Edebé.
La protagonista de la serie es Maya una niña alegre, divertida, testaruda y sensible. Y como a todos los niños, le gusta jugar y disfrazarse, sueña con que sus padres le dejen hacer lo que le da la gana y se entristece cuando encuentra un pajarito muerto en el jardín. La serie comienza con tres títulos que entran en el mundo de los niños, con sus fantasías, juegos y dilemas dentro de este extraordinario lugar que es la vida cotidiana.
La escritora viene de una familia de gente dedicada al cine y estudió filología clásica y cine en distintas universidades españolas y extranjeras.Ha escrito guiones de películas y series de televisión y ha ganado dos premios Goya. Le encanta escribir para niños porque son más libres y más sabios que las personas mayores. Tiene dos hijas muy divertidas que le inspiran muchas historias. También ha escrito teatro infantil y para adultos. Fue presidenta de la Academia de Cine y, entre 2009-2011, ministra de Cultura. Nada le gusta más que conocer a los niños lectores que siguen las aventuras de Rosanda y Maya Papaya.
P. Has escrito numerosos libros para niños, ¿qué te impulsó a comenzar a escribir para los más pequeños?
No lo decidí. Surgió de manera natural. Tenía hijos pequeños y fabular es mi oficio, disfruto contando cuentos de mi cosecha. Un día mientras cenábamos se me ocurrió una idea y al día siguiente me pidieron un paso más en el relato y así día a día fui construyendo a Rosanda, la protagonista de mis novelas. Por otro lado yo buscaba recuperar el disfrute de la escritura, de la invención más pura. El oficio de guionista te puede ir robando el placer de tu vocación porque en cine estás sometida a mucha presión y la mayor parte del tiempo ejecutas los deseos de otros que no siempre compartes. La literatura infantil es un campo de libertad individual muy grande donde reconectas con los narradores primigenios, con el sentido verdadero de contar historias para los otros.



No hay comentarios: