martes, 25 de noviembre de 2014

Entrevista a Beatriz Osés, autora de la nueva saga juvenil de misterio ‘Erik Vogler’


Esta semana llega a nuestras librerías una nueva saga juvenil escrita por la autora Beatriz Osés  que nos cuenta las andanzas del antihéroe Erik Vogler, una vuelta de tuerca a la figura del detective tradicional. Erik Vogler es el quinceañero más friki y repelente del planeta, detective por accidente y protagonista de historias espeluznantes.
Maniático,ultraordenado, archipuntual, hiperescrupoloso y no sale de casa si no va vestido a juego. Lo último que busca en la vida es acción… y sin embargo parece tener un imán para los sucesos más escalofriantes. En más de una ocasión tendrá que correr para poner a salvo su vida y la integridad de sus zapatos italianos. Las dos primeras novelas son Los crímenes del rey blanco y Muerte en el Balneario editadas por Edebé. Una de las saga policial original y  que cuenta con un protagonista insólito, tintes de paranormalidad y mucho humor.
Beatriz Osés (Madrid, 1972), es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, aunque actualmente ejerce la docencia como profesora de Lengua y Literatura en Extremadura. Como escritora ha sido galardonada con los premios Joaquín Sama y Giner de los Ríos a la innovación educativa, el Premio Lazarillo de Creación literaria 2006 por su obra Cuentos como pulgas, el Premio Internacional de Poesía Infantil Ciudad de Orihuela 2008 por El secreto del oso hormiguero y el Premio de Novela Juvenil La Brújula 2010 por El cuentanubes, obra
con la que fue finalista del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2011. Con Edebé ha publicado en el 2014 el libro infantil Un cocodrilo para Laura y ahora esta serie de Erik Vogler.
loscrímenesdelreyblanco
P. ¿De dónde surge la idea para escribir la saga de ‘Erik Vogler’?
R. Me divertía la idea de colocar a un tipo histérico y maniático en situaciones muy comprometidas, al límite de lo racional, y en mostrarle cómo el peligro podía encontrarse en el lugar más insospechado, no tanto en sus prejuicios sino en lo que él podría haber considerado “normal”.
P. ¿Cómo se te ocurrió el personaje de Erik, un adolescente maniático ultra ordenado y poco comunicativo?
R. Pensé en las manías y fobias que todos tenemos y fui viendo al personaje. Me resultó muy divertido y, por supuesto, tomé algunos de mis miedos y rarezas para crearlo. Sin duda, Erik nació por oposición a su abuela. Los dos se retroalimentaban cuando empecé a imaginarlos. Si el joven era maniático, esclavo de la moda y un obseso de la limpieza, Berta Vogler pasaría de todo. Formarían una extraña pareja obligada a “disfrutar” de unas vacaciones de Semana Santa en un pueblo alemán. A ellos se uniría un chico misterioso llamado Albert Zimmer, otro contrapunto a la figura de Erik.


No hay comentarios: