miércoles, 5 de noviembre de 2014

Los cuadernos con nombre de Pablo Auladell


Inauguramos esta nueva sección dedicada a los cuadernos, que creemos puede ser también muy gráfica del trabajo del ilustrador. Y le damos la salida con Pablo Auladell.
Cada uno de sus cuadernos tiene un propósito y un nombre. Seguramente todos sus personajes salieron de ellos y el lugar más extraño en el que usó uno, fue un ascensor. La historia, un poco más abajo…
¿Con cuantos cuadernos sueles trabajar a la vez? “Con varios. Cada uno sirve a un propósito y tiene un nombre (yo le pongo nombre a todo):
Cuaderno Ideario: no tiene dibujos y en él anoto ideas, poemas, fragmentos, deslumbres, listados, esquemas, cosas que luego utilizaré en guiones, charlas, cursos o artículos.
Cuaderno Óptico: es el cuaderno del día a día, el cuaderno de trabajo, de pruebas, donde se asientan los hallazgos. El cuaderno que consulto una y otra vez para comprender lo que estoy haciendo y para desarrollar en las obras definitivas caminos que ahí se vislumbraron.

Cuaderno de Exteriores: es el cuaderno de viaje. Pero, como yo viajo poco, le llamo de Exteriores, que es menos pretencioso. Me sirve para hacer mano, para practicar gestos, movimiento, ubicación de personajes en ambientes. Son todos dibujos del natural, capturas en vivo y en directo. Básicamente bañistas, niños, jardines y parques con columpios.
Cuaderno Técnico: es el cuaderno donde anoto procesos, mezclas de color, trucos de ordenador, etc.
¿Los usas mucho? ¿Siempre llevas alguno encima? “Los uso a diario, pero no siempre llevo uno encima, no soy un reportero”.
¿Tienes alguno que sea tu favorito? Ése que sacas en ocasiones especiales… “No los utilizo de esa forma”.
¿Con qué tipo de cuadernos trabajas? ¿El tamaño importa? “Trabajo con cuadernos de tapa dura, tipo moleskine, y papel de grano muy sutil. El tamaño importa dependiendo de su función. El Cuaderno Óptico es grande, tamaño DIN A4. El Cuaderno de Exteriores es pequeño, manejable y portátil”.


No hay comentarios: