martes, 24 de marzo de 2015

Cómo ser un buen ilustrador: historias, ideas y consejos

Vivimos en una cultura cada vez más visual. La era digital y la multiplicación de pantallas favorecen el interés por la ilustración. Así que ‘El Asombrario’ se hace eco de este universo cada vez más complejo e imaginativo, a través de nueve libros para adentrarnos en el trabajo de los mejores ilustradores. Como profesionales o como fans del género.
En la generación 2.0, la imagen ha empezado a sustituir a la palabra. Sirvan de ejemplo la flamenca y la vedette de Whatsapp. Así que en una época donde el libro de papel parece que agoniza, se recurre cada vez más a la ilustración para que el amado objeto explique de excelentes maneras las historias, las acompañe ofreciendo nuevos mundos, nos ayude a evocar los sentimientos y se vuelva un duro competidor frente al libro electrónico.
La ilustración se ha convertido en un arma indispensable para entender lo complejo de la vida moderna. Y no está sólo en los libros ilustrados, sino en todos los ámbitos en los que nos desenvolvemos. Y cada día más.
A ello tenemos que sumar que los mejores ilustradores del momento cada día son más conocidos por el trabajo que realizan; un trabajo cargado de personalidad y recursos estilísticos muy personales, que enseguida identificamos como suyos, lo que va aportando poco a poco al mundo de la ilustración una personalidad propia que antes no tenía y ganándose así para la causa nuevas legiones de fans.
Los ilustradores se están liberando de las limitaciones hacia un trabajo más personal y se han adentrado en áreas que antes no se habrían relacionado con la ilustración. Es ya parte indispensable de nuestra cultura popular. Y el aumento de la flexibilidad proporcionada por los entornos digitales ha lanzado esta profesión a infinidad de oportunidades comerciales para muchos artistas.
Ya no hace falta que el ilustrador viva en grandes ciudades, Internet les acerca el mundo hasta su mesa de trabajo. Y además Internet les dota de mayor visibilidad, pero a vez les obliga también a que estén familiarizados con las absorbentes nuevas tecnologías. Ya no sólo se encargan de hacer sus dibujos, también tienen que digitalizarlos, subirlos a la red, encargarse de tener al día sus páginas web o sus redes sociales (su favoritas, sin duda, son Facebook e Instagram). Esta circunstancia les convierte en artistas más complejos y completos.
Así que tanto si te quieres iniciar en esta profesión como si eres un fan incondicional del género (y quieres conocer todos sus secretos), aquí te presentamos una amplia bibliografía. Desde la recopilación de los mejores autores del momento a las pautas y consejos para la profesión pasando por las claves sobre el arte de ilustrar libros infantiles y datos curiosos para conocer ese maravilloso universo que cada día atrapa a más gente de todas las edades.

No hay comentarios: