viernes, 15 de mayo de 2015

“La sencilla solidez del texto se convirtió en un faro de luz infalible que me guió en los momentos de desorientación” dice Jacobo Muñiz de “Comino”, escrito por NiñoCactus

“Comino”, escrita por NiñoCactus, es una dulce y poética historia sobre la inmensidad del cosmos y la importancia de valorar lo que nos hace únicos. Por muy pequeño que sea Comino su deseo es gigante, solo tiene que encontrar la estrella adecuada para confesarle su anhelo y esa estrella única en el firmamento lo hará posible. Comino aprenderá que cada cosa del universo tiene un valor infinito.
Así nos presenta este libro la Editorial Libre Albedrío. “Una preciosa edición, con las ilustraciones del genial Jacobo Muñiz, que impregnan esta historia de una paz y un silencio feliz, como un deseo cumplido por las estrellas. Una atmósfera acogedora rodeada de fríos paisajes que nos recuerdan que el calor está en el interior”. Hemos hablado con los dos hacedores de este precioso libro, y este es el resultado…
NiñoCactus: “Comino nació jugando. Quizás sea una de las mejores formas de nacer. Fue hace años, varias personas que coincidimos en un taller de Arianna Squilloni decidimos continuar creando y compartiendo en común. Consejos, críticas constructivas y juegos de gimnasia para la imaginación formaban parte de nuestro grupo. Allí surgieron historias preciosas, una de ellas fue Comino. Después, el texto se fue puliendo: reescribí, enfaticé, recorté…, y, cuando creía que ya estaba listo, aún faltaba lo mejor: el trabajo de Jacobo”.
Jacobo Muñiz: “Alberto y yo nos cruzábamos correos desde hacía algún tiempo y un día me mostró algunos relatos suyos. Me enamoré de Comino, le pedí ilustrarlo y a él le pareció bien. Luego vino el proceso de darle forma, que se prolongó durante tres años. Solo podía dedicarle los poquitos ratos libres que me quedaban entre la familia y el trabajo, así que fue complicado conservar la atmósfera de los dibujos a lo largo de todo ese tiempo. En un periodo tan largo se suceden acontecimientos y emociones que lo cambian a uno y hacen que se replantee todo lo hecho con anterioridad, de manera que las ilustraciones realizadas meses atrás parecían haber perdido su vigencia. Pero, de alguna manera, la sencilla solidez del texto se convirtió en un faro de luz infalible que me guió en los momentos de desorientación. Una vez terminado, empezamos a moverlo y gracias a Alberto surgió la ocasión de hacerlo realidad con Libre Albedrío”.
¿Qué mensaje querías transmitir con esta historia? (NiñoCactus) “Comino es una historia de aceptación, de búsqueda y de hallazgos. No tiene recovecos pero profundiza más de lo que pueda parecer en una primera lectura”.
¿Qué sensación te dejó el texto de Alberto la primera vez que lo leíste? (Jacobo) ”Alberto tiene el don de conmover el corazón y la inteligencia con sus relatos y esta conmoción fue lo que sentí.”
¿Qué hay de Alberto en esta historia? (NiñoCactus) “Comino es de estos cuentos que se escriben solos, como si aguardasen dentro de uno a tener la oportunidad de salir. No hay duda de que Comino tiene mucho de mí. Por suerte mi estrella, o mis estrellas, no las tuve que buscar tan lejos como el protagonista. “Quizás yo soy también uno de esos puntos resplandecientes visto desde otro rincón del cosmos”, piensa Comino. Yo estoy convencido de ello. Todos tenemos personas que nos iluminan y, del mismo modo, todos somos una estrella para alguien. El cosmos puede estar todo lo cerca o lejos que uno quiera”.


No hay comentarios: