martes, 28 de julio de 2015

Luis Scafati, ilustrador argentino: "El dibujo es la huella que queda como testimonio de una danza imaginaria"


Por Carlos Andueza
Ilustraciones: Fabián Rivas

Cuando Luis Scafati dibuja, lo hace en cuerpo y alma. Así lo ha asegurado en distintas entrevistas y lo afirma otra vez en la siguiente. El ilustrador argentino, ganador en 1981 del Gran Premio de Honor en el Salón Nacional de Dibujo de Argentina y en 2012 del Premio Konex, diploma al mérito como uno de los cinco mejores ilustradores de la década en ese país, estará en Chile como invitado internacional de FESTILUS 2015, el 3er Festival Internacional de Ilustración de Chile organizado por PLOP! Galería


El dibujante, pintor y escultor ha ilustrado grandes clásicos, como Don Quijote de la Mancha de Cervantes, La Metamorfósis de Kafka, El gato negro de Poe, entre otros, y durante el festival dictará un taller de ilustración relativo al dibujo como expresión artística, además de participar en la exposición FESTILUS 2015 y realizar distintas charlas. En la siguiente entrevista, Mesa Gráfica conversa con él sobre su estilo, sus miedos y de su visita al país.

En un reportaje de Canal de la Ciudad hablaste de “el gesto de dibujar”. Aseguraste que dibujas de pie, que ocupas todo tu cuerpo al dibujar, y que te concentras tanto que a veces llegas a pensar en nada y luego te preguntas cómo hiciste el dibujo. ¿Qué crees que le otorga a tu trabajo ese estado físico y mental?

Pienso que este concentrarse es inherente a todo aquel que expresa algo artístico. Músicos, pintores, poetas o escritores hablan de ello con frecuencia. Cuando realmente estás metido en algo en cuerpo y alma, arrastrado por esa circunstancia, no eres realmente dueño de lo que produces sino algo así como la mano que ejecuta. 



¿Te surgen dudas o inseguridades al momento de empezar a ilustrar grandes clásicos de la literatura, como Don Quijote de la mancha, La metamorfosis, El gato negro, etcétera? Y, ¿cómo superas esos miedos iniciales?

El comienzo es siempre inhóspito, no sólo con los clásicos, con cualquier trabajo. Porque debo encontrar el tono que necesito para acompañar determinada obra. Y eso se consigue manchando papeles, probando, equivocándome. Hasta que aparece algo que nos complace y es entonces cuando las imágenes se revelan. 

En tus ilustraciones se nota que trabajas con una gran libertad, con mucho dinamismo y sin preocuparte tanto de las formas. ¿Cuánto te costó alcanzar esa libertad, ese movimiento en tu trazo?

Bueno, en realidad la preocupación por las formas existe, aunque no parezca. Lo que publico es sólo la punta del iceberg. Hay muchos dibujos que quedan en el cesto de papeles o guardados. Parte de mi trabajo pasa por el gesto, por el registro de ese instante. Tal vez eso sea la libertad, cuando te despreocupas de todo salvo de eso que persigues. Siempre digo que es la huella de la danza. El dibujo es eso, la huella que queda como testimonio de esa danza imaginaria.


Durante FESTILUS 2015 realizarás el taller del ilustración Texto e imagen en Casa PLOP! ¿Qué conocimientos tuyos te interesa enseñar en ese taller?

Generalmente en los talleres que realizo el principal objetivo es que quien participa descubra sus auténticas posibilidades. Vivimos en la era de la imagen, el ruido visual es excesivo y nos confunde. Todos tenemos una voz, tomar conciencia de cuál es esa voz, estimo que es la parte mas difícil. Mi guía o ayuda aspira a eso, a que cada cual se encuentre a sí mismo.




No hay comentarios: