miércoles, 28 de octubre de 2015

Eduardo Laborda: “De la Zaragoza de hoy, Chas sacaría muchos temás. Era muy crítico y muy punzante”


La figura de Marcial Buj Luna, Chasocupa múltiples facetas y una vida apasionante. Humorista gráfico y periodista, desarrolló su actividad en Zaragoza y retrató de manera aguda y certera la ciudad a lo largo de su obra gráfica y escrita. El pintor y escritor Eduardo Laborda ha publicado recientemente ‘Chas. De Salduba a Las Vegas’, un libro donde recupera la figura de Marcial Buj y revela a los ojos de lector esa Zaragoza moderna entre dos locales, El Salduba y el café Las Vegas, que medían el pulso de la vida social zaragozana. Esta obra, además, continúa el trabajo empezado hace 5 años con la publicación de ‘Bayo Marín. Entre luces y sombras’, un libro que centra la mirada en la vida del ilustrador turolense y gran amigo de Chas.
Hemos hablado con Laborda sobre este libro, sobre Chas y sobre esa Zaragoza de los años 30, 40, y 50 que sorprende por su modernidad y por personajes tan extraordinarios como lo fueron Chas o Bayo Marín.
– ¿Cómo nace el interés por Chas?
– Como a mí siempre me ha gustado el mundo de los humoristas gráficos, hace años me metí a investigar sobre Bayo Marín, que era un personaje fascinante e importantísimo a nivel nacional. Para investigar al personaje tuve que investigar también a los amigos. El más importante era Chas, que era amigo y rival. Me dí cuenta de que, para entender al personaje y la época, era muy importante rescatar a Chas. Así como Bayo Marín triunfó a nivel nacional e internacional, Chas siempre estuvo en Zaragoza, tenía una especie de vinculación especial con Zaragoza. Hay otro tercer personaje muy importante, Manolo del Arco, periodista de La Vanguardia que triunfa en Barcelona. Me faltaba rescatar a Chas para entender a ese trío de periodistas gráficos. Quise hacer una continuación del libro de Bayo Marín a partir del año 53, cuando muere. Contacté con las familias de varios de los personajes, siendo una de ellas la de Chas. Sin embargo, me di cuenta de que tenía que remontarme a los orígenes. Las dos obras, ‘Bayo Marín. Entre luces y sombras’ y ‘Chas. de Salduba a Las Vegas’,  son como un díptico, dos obras inseparables, en las que me aproximo a la biografía de dos amigos rivales, los dos seductores, los dos dibujantes; el uno más internacional y el otro más local.

No hay comentarios: