miércoles, 25 de enero de 2017

Oriol Canosa y Daniel H. Chambers, premios Edelvives 2017


La editorial Edelvives ha anunciado los ganadores de sus premios de literatura en la categoría infantil (Ala Delta) y juvenil (Alandar).

En la categoría infantil, el Premio Ala Delta ha sido para el escritor tarraconense Oriol Canosapor El islote de los perros, «un retrato de una ciudad cosmopolita en la que conviven pacíficamente personas de distintas razas y religiones, un crisol de idiomas y culturas». El jurado ha valorado su rica ambientación, «una maravilla que te lleva de la mano y te hace pasear por Estambul y su entorno costero», así como «la voz de narrador oriental que conduce la historia, el juego metaliterario que propone por medio de diálogos que establece con el lector, al que parece decir cómo se construye una novela y, especialmente, el mensaje conciliador que contiene: que nunca hay que olvidar la historia para poder entender el presente».

El jurado de la categoría infantil ha estado formado por Carmen Blázquez (crítica literaria), Ana López Andrade (profesora), Marina Navarro (bibliotecaria), Daniel Hernández Chambers (ganador de la pasada edición) y Violante Krahe (editora), actuando como secretario Ignacio Chao.

En cuanto a la categoría juvenil, el alicantino Daniel Hernández Chambers, que el año pasado ganó el Ala Delta, se alza este año con el Alandar con su novelaMiralejos, una novela rural, intimista y psicológica protagonizada por Julio, un niño que con 7 años recibe un curioso regalo que marcará su existencia: un catalejo (o «miralejos», como él lo llama) con el que otea el horizonte y con el que imagina que es el vigilante de Gorgos, el pueblo costero en el que veranea. A partir de ese momento, junto a su amiga Irene, una niña de la localidad, descubrirá el mundo que lo rodea, verá cerca lo que está lejos y percibirá cosas que no están, o que no deberían estar, donde él las ve. Al tiempo que la relación entre ellos se intensifica, aflorarán amores no consumados, un crimen sin resolver, personas desaparecidas y el rostro de un monstruo, conocido como el Señor de los Bosques. Para el jurado, la novela, que «se mueve equilibradamente entre los territorios del realismo y de la fantasía, destaca por su sólida creación de atmósferas y mantiene en todo momento un elevado tono literario, sorprendiendo, además, por su final inesperado».

El jurado de la categoría juvenil estuvo compuesto por Luisa Mora (bibliotecaria), Andrea Villarrubia (profesora), Pablo Barrena (crítico literario), Mónica Rodríguez (ganadora de la pasada edición) y María José Gómez-Navarro (editora), actuando como secretario Juan Nieto Marín.

Los premios Ala Delta y Alandar están dotados con 12.100€ cada uno, y la publicación de la obra. Ambas verán la luz en el mes de junio.