jueves, 1 de marzo de 2018

10 años de Donde Viven Los Monstruos: LIJ, una exposición virtual

Hoy hace diez años que empecé esta andadura de libros y monstruos. ¡¿Quién lo diría?! Diez años dándoles la matraca con álbumes, muchas lecturas infantiles, algunas juveniles, selecciones, o curiosidades que toman como excusa el mundo literario. No me lo creo ni yo...

Aunque todos ustedes ven el resultado final en las pantallas de sus móviles u ordenadores, detrás de este blog sólo hay un friki de los libros para chiquillos (así nos definen algunos), Román Belmonte, que tras pasarse las mañanas junto a decenas de adolescentes, invierte parte de su tiempo libre en levantar esta casa que sigue en pie gracias a una incorregible afición por la literatura sin adjetivos. 

Como muchos otros bloggers, jamás he recibido subvenciones ni ayudas institucionales. Tampoco he incluido ni incluiré publicidad de ningún tipo para financiarme. El único premio que ha llegado a mis manos, porque aunque intangible lo he tocado muchas veces, han sido el cariño y las palabras de muchos lectores y seguidores, constantes o esporádicos, que se han acercado aquí por las más variopintas razones.

Comentarios a pie de post, en las redes sociales, también en forma de correo electrónico, menciones en los medios de comunicación, en publicaciones académicas, en congresos... Todo esto ha sido el único combustible para continuar con mi personal camino a través de la lectura. Es por ello que este viaje no es solo mío, sino de todos los que han pasado, pasan y pasarán por aquí. Gracias por tan grata compañía.

Un seguidor muy sabio al que le tengo mucha admiración, me dijo una vez "No pienses en los enemigos, piensa en los amigos..." Y como hoy es un día feliz, he decidido que lo quiero pasar rodeado de un buen grupo amigos, de 33 ilustradores que acudieron a mi llamada para organizar esta exposición virtual que celebra una década de LIJ.

La mayor parte de estas ilustraciones son obras originales e inéditas de autores, de artistas, unos consagrados, otros principiantes, que, tomando como excusa la lectura, la figura del libro, los personajes de la LIJ clásica, o guiños y gestos hacia este lugar de monstruos que tomó prestado el nombre de la obra del genio Maurice Sendak, han querido tener un detalle  hacia este espacio de monstruos, y que agradezco inmensamente por el tiempo y esfuerzo que supone dicho gesto hacia una persona que la gran mayoría no conocen físicamente.  

¡Aquí les dejo con todas ellas! ¡Para que soplen las velas conmigo y sigan ahí, por lo menos, otros diez años más!


No hay comentarios: