domingo, 22 de julio de 2018

Crónica de un Valladolid Ilustrado (Vilustrado)

Para esta cuarta edición, Vilustrado ha contado con los talleres y charlas deSonia PulidoBen NewmanMadalena MatosoJorge GonzálezJulia Wauters yMarta Altés, además de con las ponencias de Marta Dehesa (letrada, cuentista, ilustradora y fotógrafa), Lara Meana (librera, mediadora lectora y escritora),Alberto García (editor en Fulgencio Pimentel) y Enrique Redel (editor en Impedimenta). Os contaré lo que saqué de las charlas, los talleres, la exposición del concurso “El recuerdo” y os hablaré del Encuentro para Familias.

El Encuentro se abrió el jueves 29 por la tarde cuando a las 17:25 a modo de chupinazo inaugural, Óscar del Amo, cabeza visible junto a Natascha Rosenberg de Vilustrado, nos daba la bienvenida a los asistentes y presentaba a la primera ponente, la ilustradora francesa Julia Wauters, que nos mostró muestras de su trabajo, unas ilustraciones sugerentes, cuidadas y medidas que se aprecian más si cabe al verla trabajar la técnica del estarcido o stencil, técnica que seguramente vendrá influenciada por sus estudios en serigrafía y en arte textil. Símplemente maravilloso. Habló de títulos suyos como “Une nuit, loin d’ici” (2011), “Fanfare”(2014), “Quand la sagesse vint aux ânes: Fables” (2015) o “Pierre et le loup” (2015), entre otros trabajos. Fue una charla fantástica a pesar de tener que fiarme del traductor.

Uno de los platos fuertes no se hizo esperar y Sonia Pulido “lo dio todo” en la segunda charla, y lo digo así, entrecomillado, porque no sólo lo dijo sino que lo demostró. Sonia dijo dedicarse a esto, aquello y a lo de más allá, y es que al final un ilustrador es así. Nos contó muchas cosas de su trabajo, de los diez años que ilustró la columna de Javier Marías en El País y cómo se enfrenta a su trabajo desde la sorpresa constante. Es una ilustradora que valora más el proceso que el resultado y que vive ese proceso con mucha intensidad y nos contaba que una vez que el arte final está y que la envía y ya se olvida. Sobre la técnica nos dijo que cada proyecto necesitaba su lenguaje propio y que le gustaba sorprenderse. Habló de sus experiencias con Oxfam, Lumen, y del mercado estadounidense, para el que también “lo dio todo”. Al finalizar pidió a los ilustradores que no perdieran la ilusión y a que respondieran ante su tiempo responsabilizándose con su trabajo.

Al finalizar la charla la acompañamos a la sala de exposiciones donde nos guió por una exposición de sus trabajos en los que realmente vimos lo que a ella le interesaba: el proceso. Vimos imágenes de ese proceso y cómo resultaba el producto final, ilustraciones digitales o serigrafías, cubiertas de libros, carteles… Una maravilla, vamos.
Ya empezaba a hacer calor y aunque refrescó tras la tormenta de la noche anterior, el viernes estábamos ahí a las nueve y media de la mañana, puntuales, dándolo todo como decía Sonia Pulido, para escuchar a la ilustradora portuguesa Madalena Matoso (Premio Nacional de Ilustración de Portugal 2008), miembro del equipo creativo Planeta Tangerina (Planeta mandarina) nos comenta que allí sólo tienen dos reglas: la primera es no caer en fórmulas y la segunda desafiar siempre a los lectores, y vaya si lo hacen, los trabajos que hemos podido ver en Vilustrado, no todos traducidos al castellano, son obras geniales que permiten a los niños, a los lectores, da igual la edad, jugar e interactuar con el libro que es tratado como un objeto de juego en el que las imágenes crean frases… ideal para iniciar a los más jóvenes en el universo editorial y en la lectura. Las propuestas de “Planeta Tangerina” son arriesgadas ya que cuentan con troqueles, agujeros, esquinas redondeadas… lo que encarece las tiradas que en Portugal son relativamente escasas, como nos cuenta Madalena Matoso.


A continuación era el turno de Lara Meana, especialista en Literatura Infantil, librera, escritora y muchas otras cosas más, que aportó al encuentro una visión muy valiosa tanto como escritora como también como directora de la maravillosa librería de Gijón El bosque de la maga colibrí y desde el punto de vista de la mediación lectora que son quienes, al fin y al cabo proponen las obras a los lectores y observan de primera mano cómo funcionan los distintos álbumes y libros ilustrados.
El título de esta charla era “Cuidado con la rana: 10 peligros a evitar en la creación de un álbum ilustrado” con el que hacía alusión a la obra gamberra de William Bee “Cuidado con la rana” y nos dio una serie de pistas importantes a tener en cuenta. Según Lara Meana, entre esos diez valiosos consejos que da a los ilustradores está el de leer álbum ilustrado, no ignorar a los lectores, recordar en todo momento que un álbum cuenta una historia que debe estar estructurada, o creerse muy original, lo que enlaza con la primera idea de leer mucho álbum ilustrado. Ella propone que haya un verdadero trabajo en equipo entre quien ilustra y quien escribe para evitar redundancias y que haya verdadera comunicación entre texto e imagen. 
Hay tantas ideas, tantas cosas que aprender tanto de ilustradores como de profesionales que se dedican al mundo de la literatura infantil y juvenil que podemos salir de estos encuentros con páginas y páginas de anotaciones o con maravillosos apuntes ilustrados como los que estaba haciendo a mi lado la ilustradora Calle y a los que no podía quitar ojo.
Tras el descanso nos esperaba ya la ilustradora catalana Marta Altés preparada para contarnos cosas muy interesantes de su trabajo, como por ejemplo cómo fueron sus inicios, su formación en Reino Unido, donde se marchó sin apenas saber inglés tras sus estudios de Diseño Gráfico y cómo se plantea las historias que cuenta en sus álbumes en los que cada imagen tiene distintos puntos de vista y que se complementan perfectamente con el texto. Marta Altés proyectó imágenes de sus libretas, story boards, que después pudimos apreciar, hojear y ojear durante los talleres. A todos nos parecía magia ver esos cuadernos, anotaciones (en inglés) y bocetos de álbumes que hoy día son de los más conocidos, como“¡No!” (2011), el tierno “Mi abuelo”, el divertido “Soy un artista”“Mi nueva casa” o el más reciente “Pequeña en la jungla” (2017) un verdadero homenaje a la superación espléndidamente narrado que termina diciéndonos que “cuanto más pequeño eres, más se sienten los abrazos”. Si queréis conocerla más, os recomiendo esta entrevista:http://www.ahmagazine.es/
La tarde del viernes y el sábado se dedicaron a los talleres y otras cosas, luego os lo cuento, pero la tarde-noche del sábado pudimos asistir a una de las charlas más interesantes para los que estábamos allí. Se trata de “La legalidad, los contratos y otras variedades” que de forma tan generosa, amable, divertida y didáctica nos presentó Marta C. Dehesa, directora de la asesoría jurídica Cola de Perro, letrada especialista en derechos de autor, además de ilustradora y premiada fotógrafa.

No hay comentarios: