miércoles, 11 de julio de 2018

Talavera expone la censura en la literatura infantil y juvenil del siglo XX

La exposición ‘Literatura y poder, las censuras en la literatura infantil y juvenil’, cedida por el Centro de Estudios y Promoción de la Literatura Infantil y Juvenil (CEPLI), se podrá contemplar en las bibliotecas municipales ‘José Hierro’ y ‘Alfar El Carmen’ de Talavera de la Reina (Toledo) hasta el mes de septiembre.

Durante la inauguración de la muestra, la concejal de Cultura, María de los Ángeles Núñez, ha destacado que a través de una serie de paneles expositivos y obras originales, la exposición realiza un recorrido por la censura en la literatura infantil y juvenil del siglo XX en España y en Latinoamérica.

Si bien, según ha explicado Núñez, la exposición cuenta con dos sedes, por lo que en la Biblioteca ‘José Hierro’ se muestra la censura durante la dictadura franquista en España y la producida en siete países de Latinoamérica –Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Venezuela, Guatemala y México– que se exhibe en la Biblioteca ‘Alfar El Carmen’.

“Vamos a conseguir que un gran número de talaveranos conozcan esta sutil forma de hacer posible desde la infancia la imposición de unas ideas”, ha asegurado la edil, a lo que ha añadido además que se trata de una exposición “muy llamativa e ilustrativa por el decorado y las cubiertas de libros y la alta calidad de los textos que la acompañan, elaborados por eminentes profesionales y profesores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM)”.

De hecho, en la exposición se explica que el control en la literatura infantil y juvenil ha sido “más llamativo” al perseguir el objetivo de “adoctrinar a niños y jóvenes por medio de sus lecturas”. En unos casos, como en España, Chile y Argentina, la censura fue regulada por instrumentos jurídicos que los gobiernos dictatoriales han utilizado para mantener el poder establecido y en otros, como en Cuba, se ha ejercido sin documentos oficiales.

En la muestra también se analizan otro tipo de censura como la censura “soterrada”, que se llevó a cabo en México, y la censura “invisible” de Venezuela.

Una de las partes más interesantes de la exposición es la que realiza una selección de los libros censurados en España desde 1939 a 1976, y que divide en cinco tipos: prohibidos sin motivos ni explicaciones, como ‘El paje del duque de Saboya’ de Alejandro Dumas o ‘Caperucita Roja y Piel de Asno’; prohibidos por motivos relacionados con la moral, como ‘David Copperfield’ de Charles Dickens; así como otras prohibiciones por el lenguaje, la religión, las ideas, autorizados con objeciones, autorizados sin objeciones pero con comentarios negativos o los casos singulares que fueron los prohibidos para infantil y aprobados para adultos.

Por último, la exposición destaca el caso del libro ‘Pipi Calzaslargas’, de Astrid Lindgren, que fue censurada durante años al considerarse demasiado transgresora, pues la protagonista vivía una realidad muy diferente al resto de niños. En España no se conoció hasta 1974, a través de la serie de televisión, y su éxito fue imparable a pesar de la polémica que generó.


Fuente: Toledodiario.es


No hay comentarios: