domingo, 27 de enero de 2019

Qué pasa en el cerebro de un niño cuando un adulto lee un cuento ilustrado

Foto: New York Times

Recientemente, el pediatra e investigador John Hutton lideró una investigación que ofrece algunas respuestas con respecto a lo que sucede en el cerebro de un niño cuando un adulto cuenta una historia a través de diversas formas (audio, ilustraciones o animación). En términos generales, lo que sucede es que algunos tipos de narraciones pueden ser “demasiado frías”, otras “demasiado calientes” y algunas son “simplemente perfectas”. ¿Qué significa esto?

Para la investigación se estudió un grupo de 27 niños –aproximadamente de 4 años de edad–.

Todos fueron sometidos a imágenes de resonancia magnética mientras se les contaban historias en tres formas diferentes: sólo con audio; con páginas ilustradas y una voz en off; a través de una caricatura animada. Mientras los niños ponían atención a las historias, la máquina de resonancia buscaba la activación de ciertas redes cerebrales y la conexión entre esas redes. El análisis se hizo con base en las posibles redes en las que las historias podían influir: la red del lenguaje, la de la percepción visual, la de las imágenes visuales y por último, la red del modo predeterminado, algo que Hutton llama, “el asiento del alma”, es decir, el reflejo interno de una persona –cómo algo le importa a una persona–. Esta última red incluye regiones del cerebro que aparentan estar más activas cuando alguien no está centrado en una actividad mental designada.

No hay comentarios: